1 de cada 5 canadienses utilizó un banco de alimentos el año pasado, según encuesta

CANADA.- Nanos Research realizó su encuesta  a finales de mayo y principios de junio, en la que participaron más de 1,000 canadienses y encontró que, si bien sólo el dos por ciento de los encuestados dijeron que visitaron un banco de alimentos en busca de ayuda, cerca del doble de encuestados dijo que conocía a un miembro de la familia que recurre al Banco de Alimentos para ayuda,  y más del 10 por ciento dijo que tenía un amigo o conocido que recibió ayuda.

Las proporciones se mantuvieron relativamente estables con respecto al mes anterior, y el número de encuestados que no tenían conexión con el uso de los bancos de alimentos aumentó ligeramente de 70 por ciento a 72. Cerca del 12 por ciento en ambas encuestas dijeron que no estaban seguros.

Los encuestados de British Columbia  y la región del Atlántico, los de entre 35 y 54 años y las mujeres eran más propensos a decir que ellos o alguien que conocían visitaron un banco de alimentos, no estaban seguros o preferían no decirlo.

Aproximadamente el 78 por ciento de los residentes de Quebec y los mayores de 55 años fueron los más propensos a declarar que no tenían conexión con el uso de los bancos de alimentos.

A medida que los precios de los comestibles siguen aumentando en los últimos años, la inseguridad alimentaria ha sido una de las principales preocupaciones de muchos canadienses, una fuente de dolor en la lucha contra la inflación, que parece haber impactado casi todos los aspectos de los bolsillos de la gente.

Cuando se les preguntó cómo el aumento de los precios de los alimentos había afectado su rutina durante el último mes, la mayoría de los encuestados dijeron que buscaban alimentos menos costosos, y otro 29 por ciento indicó que acumulaban productos alimenticios para protegerse contra costos adicionales. Otro de cada cinco dijo que comía menos alimentos y el 28 por ciento dijo que los cambios en la asequibilidad no habían tenido ningún impacto en los hábitos alimentarios recientes de su hogar.

La mayoría dice que se necesitan más apoyos

Casi dos de cada tres encuestados dijeron que sentían que no se había hecho lo suficiente para ayudar a quienes no podían acceder a suficientes alimentos nutritivos y asequibles en Canadá, y otro 16 por ciento dijo que no estaba seguro.

Esa proporción fue constante en todo el país, por región y por distintos grupos de edad, oscilando aproximadamente entre el 63 y el 67 por ciento. Las mujeres eran más propensas que los hombres a decir que sentían que no se estaba haciendo lo suficiente.

En cuanto a sus propias contribuciones personales para apoyar los esfuerzos, el 40 por ciento de los encuestados dijo que había donado dinero o bienes a un banco de alimentos, mientras que otro 18 por ciento dijo que había donado directamente a un amigo cercano o familiar, y otro 18 por ciento dijo que había donado directamente a un amigo cercano o familiar. El 14 por ciento informó que había prestado dinero a un ser querido.

El tres por ciento de los encuestados informaron haber ofrecido su tiempo como voluntarios en un banco de alimentos.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*