La escasez de enfermeras en hospitales de Ontario sigue siendo un gran problema, según un estudio

TORONTO.- El agotamiento entre los trabajadores de la salud es un factor, ya que el Hospital General de Toronto se acerca a dos semanas bajo una alerta de falta de camas en el área  de cuidados intensivos.

La alerta significa que tres unidades de cuidados intensivos en el hospital están llenas o tienen recursos humanos limitados para mantener todas las camas en funcionamiento de manera segura. Es la última señal de la escasez de personal que afecta la atención médica en Ontario, según la Asociación de Enfermeras Prácticas Registradas de Ontario.

La directora ejecutiva de la asociación, Dianne Martin, dijo que las alertas de cuidados críticos solían ocurrir de vez en cuando, luego, durante el punto álgido de la pandemia, eran comunes con los pacientes que estaban siendo clasificados o enviados a otros lugares.

Martin advirtió que esta será la norma si la provincia no controla la escasez de enfermeras.

“Si no comenzamos a resolver el problema”, dijo, “hay pacientes que están gravemente enfermos, vamos a perder algunas personas”.

Según el gobierno de Ford, recientemente se agregaron al sistema 10 500 trabajadores de la salud, pero una nueva encuesta de la fuerza laboral realizada por la Asociación de Hospitales de Ontario encontró que las tasas de vacantes para las enfermeras registradas superan actualmente el 12 por ciento y más del 10 por ciento para las enfermeras prácticas registradas.

Los hallazgos se basan en las respuestas de 87 de los 140 hospitales encuestados el 1 de marzo de este año, lo que representa a más de 187 000 empleados de hospitales.

Los resultados de marzo de 2019 revelan que la tasa de vacantes de enfermeras era inferior al 5 %.

Mientras tanto, un nuevo estudio de WeRPN encontró que el sector tiene el potencial de perder la mitad de su fuerza laboral, con casi 1 de cada 2 RPN considerando dejar la profesión para siempre. Eso es un aumento del 34 por ciento en 2020.

La encuesta también encontró que 7 de cada 10 enfermeras no pueden brindar una atención adecuada al paciente debido a la falta de tiempo y recursos disponibles.

“¿Se les dice a estos pacientes que el monitoreo cuidadoso que realizan las enfermeras se realiza a un nivel mucho más bajo que antes de la crisis, y cuál es el impacto en los resultados de los pacientes debido a eso?” dijo Martín.

About the Author

Déjenos sus comentarios

*